Que viajar por trabajo no sea un calvario

viajar por trabajo

Que viajar por trabajo no sea un calvario

A veces, los servicios de nuestras empresas son tan deslocalizados que el viajar por trabajo se convierten prácticamente en obligatorios. Los clientes surgen donde surgen y hay que mimarlos, darles un trato personal. Si hay que irse a la Conchinchina a cerrar un trato, se va.

Normalmente, el común de los mortales asocia el hecho de viajar al ocio, al placer, ¡a unas vacaciones! Por eso, hacerlo por trabajo se convierte muchas veces en un auténtico calvario. Pero no hay ninguna razón por la que no se pueda disfrutar de un viaje de negocios ya que puede tener múltiples y potenciales beneficios.

viajar por trabajo

¿Cuántas veces hemos viajado por negocios y solo hemos visto el aeropuerto y el hotel? Eso se tiene que acabar. No dejes que tu siguiente conversación sobre viajes sea esta:

–¿Has estado en Berlín?
–Sí.
–Y, ¿cómo es?
–Tiene un aeropuerto precioso.
 

Según la US Travel Association los viajes de negocio repercuten positivamente en la empresa y suponen un aumento significativo en los ingresos. Los viajes cuestan dinero al negocio, sí, pero aportan más de lo que se llevan. No obstante, todo aquel que lo haya hecho sabe lo agotador que es.

Un viaje puede ser angustioso, pero también muy emocionante. Un desplazamiento por trabajo suele implicar conocer sitios nuevos, algo excitante. El problema, según el estudio A darker side of hypermobility de la Universidad de Surrey, reseñado en un artículo del diario El País, viene cuando el viaje es siempre el mismo y al mismo lugar.

viajar por trabajo

Aun así, el número de trabajadores que está dispuesto a viajar por trabajo, en nuestro país, es el más elevado de toda Europa según el estudio Randstad Workmonitor de 2016. Un 61% de los trabajadores españoles estaría dispuesto a realizar viajes de negocios, frente al 35% que ya lo hace. Pero ¿qué podemos hacer para no terminar asqueados si los traslados por trabajo se convierten en nuestra rutina?

Booking.com for business nos da algunas ideas para mezclar trabajo y placer en un mismo viaje. En su último estudio de 2017 podemos sacar algunas conductas que harán que nuestro viaje de negocios sea un auténtico placer laboral.

En primer lugar nada de escalas, no hay necesidad de pasar más tiempo del necesario encerrados en un avión. Si conseguimos eso, ganaremos en energía para disfrutar al llegar al destino. Un hotel bien situado, cerca de centros culturales y de interés, supone un efecto llamada para no quedarse encerrado en la habitación. Organizarse el viaje es un punto clave: una maleta pequeña y ligera y una buena planificación son dos grandes ayudas para aprovechar la visita a la ciudad.

viajar por trabajo

Para Randstad, viajar por trabajo tiene más potencial que el mero hecho de disfrutar de los momentos de descanso. Los viajes de negocios añaden valor al trabajador como individuo: ensanchan la red de networking internacional con profesionales del mismo sector, aumentan la capacidad de adaptación y permiten que nos retemos a nosotros mismos. Estos valores mejorarán nuestra marca personal.

Es hora de hacer más bleisure y compaginar business con leisure.

En portada: imagen de la película Amor sin escalas

_linea_gris

viajar por trabajo

Diego Sánchez

Periodista y comunicador audiovisual de formación. Periodista freelance y maquetador editorial como profesión actual. Siempre en busca de la creatividad y con un escudo de optimismo.

No Comments

Post A Comment