Las start-ups que fracasan y los CEO que aprenden

start-ups que fracasan

Las start-ups que fracasan y los CEO que aprenden

Emprender es de valientes y de valientes es tomar riesgos. Las start-ups aparecen como setas y se pueden marchitar más rápido que una rosa. Corres el riesgo de que tu “gran idea” sea eclipsada por otra mejor de alguna flamante empresa que haya aparecido anteayer. Hay mil factores por los que todo se puede ir al traste, pero perder no tiene importancia en el mundo de las start-ups. Es cierto que en España hay una larga lista de start-ups que fracasan y eso te convierte en un paria, un proscrito, un señalado al que apuntar con el dedo para dejar claro que fuiste el emprendedor que tuvo la osadía de intentarlo. Parafraseando a Thomas Edison, yo personalmente les diría: “No he fracasado, solo he aprendido una nueva forma de como NO crear una nueva empresa.

 

Se podría decir que el futuro de una compañía emergente es incierto desde que comienza a andar. Puede que, en el siguiente paso, se ponga a correr o tropiece para después exhalar su último aliento. Por eso, hemos decidido escribir este post, para aprender las mil y una formas de no crear una start-up. Y para ello, nos valdremos de las vivencias de los valientes que lo intentaron y que siguen intentándolo, eso sí, con la mochila llena de experiencias y saber hacer.

start-ups que fracasan

Si alguien sabe de emprendimiento ese es Paul Graham, inversor y fundador de la aceleradora Y Combinator. Tras años de observación, ha llegado a la conclusión de que las start-ups que fracasan están motivados por 18 errores típicos. Y, como tampoco queremos empezar partiendo de cero, no está de más echar una ojeada a los fallos más recurrentes:

  • Problemas con los socios: el roce no tiene por qué hacer necesariamente el cariño. Si hay demasiado, la empresa se puede ir al traste. Debemos tener en cuenta que uno de los valores que tiene una empresa de nuevo cuño es su capital humano.
  • Ejecución incorrecta: ya sea por elegir mal la plataforma, por una actitud obstinada de los CEO, por equivocaciones en los lanzamientos… Una mala ejecución del negocio puede suponer el golpe de gracia para una start-up. Intentar correr más de lo debido, saltarse las fases naturales por las que debe pasar la compañía o no planificar el negocio puede suponer la quiebra.
  • Mala elección del equipo: es más que obvio que la falta de preparación, de compromiso y de dedicación puede hacer mella en el devenir de un emprendimiento.
  • Falta de recursos: ya sea por despilfarro, por falta de captación de financiación o simplemente, por mala gestión. No nos engañemos: “La pela es la pela”. Al final, el capital es uno de los pilares fundamentales de un negocio en ciernes: sin dinero, no hacemos nada.
 start-ups que fracasan

Sin embargo, hay más de un CEO que no ha oído hablar jamás de estos errores y ha hecho lo que no debía en su start-up. Teniendo en cuenta la cantidad de empresas, que se fundan al año, sobran los ejemplos de fracasos. Algunos son muy sonados, como la caída y posterior transformación de JobAndTalent o la tomadura de pelo de Juicero; otros pasan desapercibidos y cierran en silencio como Yikyak o desaparecen antes de empezar como Lily. Pero como no tenemos todo el tiempo del mundo, hemos recogido algunos casos que hacen las veces de representación del resto de las start-ups caídas en batalla.

Apparcando

start-ups que fracasan

Es uno de los casos más inexplicables. Se trataba de una aplicación para alquilar plazas de garaje vacías, algo así como un Airbnb para coches. La cosa prometía y llegó a ser una de las start-ups de la aceleradora de Juan Roig, presidente de Mercadona. Sin embargo, a finales de 2016, la app valenciana solicitó un concurso de acreedores y cerró definitivamente en 2017.

Jinn

start-ups que fracasan

Una apuesta millonaria que se quedó en humo. Era una aplicación de reparto de comida a domicilio. Había nacido para plantarle cara a Deliveroo, pero terminaron por plantarle cara sus propios empleados. Ante unas condiciones laborales un tanto cuestionables, los repartidores se enfrentaron a sus jefes y de una plantilla de 120, se quedaron en 20. Ni que decir tiene que terminó por cerrar. Veremos si sus competidoras han aprendido de este error.

Beepi

start-ups que fracasan

El despilfarro les llevó a la ruina. La plataforma de compraventa de coches usados tenía el viento de cola. Con un valor de 560 millones de dólares, los billetes comenzaron a gastarse de forma poco prudente. A finales de 2016 se deshicieron de 200 colaboradores, intentaron vender sin éxito y terminaron cerrando.

eShop Ventures

start-ups que fracasan

Era un conglomerado aparentemente sólido que agrupaba a marcas de e-commerce como El Armario de la Tele, Chicplace o Mamuky. Los rumores de su quiebra surgieron tras la voz de alarma que dio Teknautas. La empresa no supo salir de una crisis financiera y pasó por un ERE y un intento de venta para finalmente cerrar en 2017.

Juicero

start-ups que fracasan

Vender humo no funciona porque la gente termina por darse cuenta. Prometían ser la Nespresso de los zumos naturales; una máquina que preparaba sobres de pulpa natural. Obtuvieron 118 millones de inversión antes de descubrir que la máquina no era necesaria y que tan solo bastaba con apretar la bolsa del preparado. Un proyecto mal planteado, con un precio de venta exorbitado, que acabó cerrando.

My Pick Box

start-ups que fracasan

La falta de acuerdos empresariales asfixió a la empresa. Este sistema de consignas, repartidas por el metro de Valencia, comenzó con buen pie en 2013. Era una start-up que gestionaba la recepción de pedidos y envíos de otras plataformas. Sin embargo, la falta de acuerdos con otras compañías y las exigencias de hacer el modelo más exclusivo terminaron con la joven empresa.

En portada: imagen de la película El hundimiento

_linea_gris

start-ups que fracasan

Diego Sánchez

Periodista y comunicador audiovisual de formación. Periodista freelance y maquetador editorial como profesión actual. Siempre en busca de la creatividad y con un escudo de optimismo.

No Comments

Post A Comment