Periodistas, comunicadores, freelancers y el nuevo modelo de comunicación

Periodismo y coworking

Periodistas, comunicadores, freelancers y el nuevo modelo de comunicación

Nuevos modelos de comunicación, perfiles, tendencias en las redes sociales, periodismo y coworking.

 

Vivimos en los albores de la era digital, en el “casi” futuro. Todo o la mayoría de lo que se inventa en la actualidad nace o forma parte de “lo digital”. Ya no hablamos del futuro a secas, lo hacemos directamente del futuro digital. Entonces, ¿por qué los comunicadores y periodistas siguen chapados a la antigua? Los medios tradicionales pierden su relevancia mientras centenares de profesionales se enfrentan a un futuro digital incierto.

 

Internet lo ha cambiado todo en un espacio de tiempo muy breve. Y el mundo laboral es como la jungla: los animales que no se adaptan, mueren. En esta ocasión, el periodismo no ha sido el más astuto a la hora de adaptarse. Para ajustarse a las necesidades actuales hacen falta cambios de calado; las bases tradicionales de la comunicación no tienen ni cabida ni sentido en la actualidad.

Periodismo y coworking

Para Martín Caparrós: “El periodismo no está en crisis, los grandes medios sí”. El periodismo no solo se hace en las redacciones. El comunicador va allá donde esté la noticia y, si no hay redacción, siempre habrá un coworking o algo parecido que lo supla. En resumidas cuentas, que el soporte por excelencia muera no implica que la profesión lo deba hacer con él. Solo la responsabilidad profesional de los periodistas puede mantener intacto el oficio sin importar el medio. Sí, ya, claro… unas palabras muy rimbombantes que chocan de lleno con el día a día de los nuevos profesionales.

_linea_gris

¿Eres un autor, redactor, periodista, blogger, editor o traductor y necesitas un espacio donde inspirarte?

_linea_gris 

Es un hecho que el periodista de redacción está en peligro de extinción. La norma, según el Informe Anual de la Profesión Periodística 2017 de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), empieza a ser trabajar como freelance. Más de la cuarta parte de los profesionales del sector son autónomos. La triste noticia es que, de esos comunicadores, casi el 80% ha sido forzado al autoempleo: pautas sintomáticas del cambio de modelo que se está gestando.

periodismo y coworking

La mayoría de los profesionales del sector coinciden en que la prensa ha perdido la potestad de generar la opinión pública. Los receptores son capaces de generar su propia opinión con los medios a su alcance. Entonces, ¿qué le queda al periodista si no puede crear opinión pública? Tiene que replantearse la profesión desde la raíz: si el comunicador ya no es el intermediario, solo le queda “mediar” a secas.

Hace ahora diez años, Tíscar Lara pronosticó que el periodismo digital tomaría un cariz claramente participativo, al nivel de las redes sociales. Sin embargo, el riesgo de banalizar el contenido de la información para convertirlo en espectáculo es muy común en estas plataformas. De ahí la necesidad de contar con una responsabilidad social informativa que solo los periodistas y comunicadores pueden aportar.

Periodismo y coworking

La situación no está para tirar cohetes, es cierto. Pero si logramos entenderla y analizarla podremos comenzar a vislumbrar el nuevo modelo de comunicación en el que los periodistas independientes son los protagonistas de pleno derecho. La Unió de Periodistes Valencians es una de las primeras organizaciones en plantarse frente a los problemas de los periodistas autónomos y ha desarrollado la Guía para el profesional autónomo. En ella, Noa de la Torre, presidenta de la Unió, expone que la clave para la creación de un nuevo modelo pasa por empoderar a los periodistas y comunicadores.

El perfil medio de estos trabajadores, según la guía, es un profesional con más de diez años de experiencia, que se ha visto abocado al autoempleo y cotiza y gana poco. Un perfil algo desalentador, pero recordemos que (parafraseando a Manu Mediavilla) estamos yendo del “precariodismo al periodigno. La experiencia es un punto importante y la necesidad, otro: conjugando ambos se puede forjar el valor que falta para terminar de apuntalar el modelo comunicativo digital.

Periodismo y coworking

Según la Federación Europea de Periodistas (FEP) ser freelance en el sector de la comunicación no es atípico, la mayoría de profesionales en la UE lo son. El reto es cómo organizar ese colectivo. Ser autónomo no tiene que ir ligado necesariamente a la inexistencia de derechos laborales. En Francia lo saben y los pigistes (como se denomina allí a los freelances) se han aliado para estandarizar su trabajo frente a los abusos de los medios que los contratan por obra y servicio.

Si los tiempos cambian y el modelo cambia, también lo hacen las relaciones laborales. La Federación Internacional de Periodistas sigue la misma línea de empoderamiento del comunicador freelance y pone el foco en la fiabilidad de los contratos y de los pagos, en el derecho a la formación y en el reconocimiento de los derechos de autor. Todo ello conjugado en una norma profesional conjunta.

Se trata de hacer un entorno laboral a imagen y semejanza del periodista freelance: versátil, flexible, proactivo y cómodo. Diluyendo las partes negativas de la normativa y disfrutando de las oportunidades que ofrece el nuevo modelo.

Puede que las redacciones desaparezcan, que los grandes medios queden olvidados y desprestigiados… pero solo son lugares y entidades. Da igual el sitio donde se trabaje: una redacción, un despacho, un coworking o la propia casa, porque el futuro del periodismo perdurará con los profesionales independientes de la información.

Periodismo y coworking

Si eres un profesional del mundo del periodismo, o de la escritura en general, contrata una tarifa de coworking (puesto flexible, fijo o despacho) y tendrás un descuento del 25% durante los meses de septiembre y octubre de 2018.

Periodistas, escritores y coworking

En portada: imagen de la película Los archivos del Pentágono

_linea_gris

 

periodismo y coworking

Diego Sánchez

Periodista y comunicador audiovisual de formación. Periodista freelance y maquetador editorial como profesión actual. Siempre en busca de la creatividad y con un escudo de optimismo.

1 Comment
  • Andrés
    Posted at 22:00h, 28 agosto Responder

    Llevo años de emprendedor, ahora puedo decir que mi emprendimiento que son unas Oficinas de Coworking en Bogota y la verdad he conocido todo tipo de nomada worker. Es medio inestable que sean freelancers a veces pero es por eso que uno tiene que tener guidelance con esto .

Post A Comment