¡No! ¡Coworker malo! ¡Eso no se hace!

normas de un coworking

¡No! ¡Coworker malo! ¡Eso no se hace!

Los coworkings son lugares de trabajo que ofrecen muchas facilidades, tantas que, en ocasiones, más de un coworker se piensa que está en su casa y se salta alguna que otra norma no escrita.

 

Estos espacios no suelen tener muchas reglas; tan solo unos horarios de apertura y cierre, pautas de uso de zonas concretas… y las ya presupuestas normas de convivencia que no se nombran porque a todo coworker se le presume el civismo. Reglas aparte, hoy vamos a dar una reprimenda a los malos coworkers y os dejamos con lo que a nuestro parecer son las normas de un coworking y unas pequeñas pautas sobre lo que NO debe hacer un coworker.

 

La principal norma, que debe tener integrada en su ser un coworker, es no aislarse, para eso mejor seguir en casa. Ya que estás en un coworking, ¡aprovéchate! Si vas a tu rollo, perderás multitud de posibilidades de crear contactos, de crecer a nivel profesional o incluso perderás posibles negocios y colaboraciones. Un coworking, al fin y al cabo, es un centro de trabajo colaborativo, si no quieres colaborar con otros, ¡qué sentido tiene estar aquí!

normas de un coworking

Un divertido (y buen) ejemplo de que la unión hace la fuerza. Haz click en la imagen para ver el vídeo.

 

Para exprimir todo lo que el coworking ofrece deberías asistir a los cursos, talleres, charlas, desayunos, etc., que organizan. Al participar en las actividades estás creando lazos de convivencia con el resto de coworkers. Si conoces a tus vecinos laborales podrás ir creando una red de contactos mayor y las posibilidades de colaboraciones aumentan. Si eso no te es suficiente, por lo menos habrás pasado un buen rato o habrás aprendido algo.

normas de un coworking

Al igual que en un piso compartido, respeta los espacios comunes. En un coworking los espacios son abiertos y los usan varias personas. No estás tú solo, deja todo como lo encontraste, comunica los problemas y respeta el espacio de los demás.

normas de un coworking

A nivel individual, gestiona bien tu tiempo. La flexibilidad de horarios del coworking está bien, pero no por ello tienes que pasarte ahí todo el día. Organízate las pausas y el tiempo libre, no por dormir en el coworking harás tu trabajo mejor o te harán una rebaja en la próxima cuota.

No uses solo un área de trabajo. Aprovecha al máximo todo lo que el coworking te ofrece. No se trata solamente de un lugar agradable para trabajar. Es también un espacio fantástico para impresionar a los clientes o realizar reuniones.

normas de un coworking

Decir no, no es una alternativa. Si te haces llamar coworker debes estar dispuesto a nuevas aventuras. Si te proponen alguna nueva iniciativa lo mejor es estar abierto a colaborar. Por lo menos, inicialmente. Quién sabe, puede que termines creando la nueva empresa del IBEX 35 entre café y café.

¡Ah! Se me olvidaba. Este ya es un consejo personal. No te conviertas en el coworker “cuñao”, a nadie le cae en gracia el pesado de turno que molesta, hace llamadas a pleno pulmón o es un escandaloso. Cada cosa tiene su momento y lugar. Al igual que cada coworker tiene su coworking ideal. Disfruta, sé un buen coworker.

Y si quieres conocer más en detalle las normas que tenemos en The Shed Co, echa un vistazo a nuestro dossier de normas de uso, como siempre, con nuestro toque de humor ¡al puro estilo enjoy working! ¡Descárgalo aquí y danos tu feedback!

En portada: imagen de la película Este chico es un demonio

_linea_gris

normas de un coworking

Diego Sánchez

Periodista y comunicador audiovisual de formación. Periodista freelance y maquetador editorial como profesión actual. Siempre en busca de la creatividad y con un escudo de optimismo.

Tags:
No Comments

Post A Comment