Si vas a emprender hazlo a lo grande: monta una start-up

montar una startup

Si vas a emprender hazlo a lo grande: monta una start-up

Solo tienes que echar un vistazo a Linkedin para darte cuenta de que todo el mundo es CEO de algo, por lo general una start-up. Se trata de una auténtica plaga de extranjerismos en los currículums que, a veces, hace que te preguntes: “¿Pero a qué **** se dedica este tío?” Los nuevos emprendedores tienen el gatillo flojo con los anglicismos, pero ¿es una start-up todo lo que reluce? ¿O es el nuevo eufemismo para referirse a una empresa de nueva creación?

 

Una start-up no es una empresa corriente. No puedes montar una panadería en tu barrio y autoproclamarte CEO de Panadería Loli, entiéndanme. Una start-up es un futuro braguetazo empresarial inducido. Hay quien le da por emprender con pequeñas cosas: proyectos, algún negocio incipiente… Pero existe otro tipo de emprendedores, los más bravos y valientes que, ya que se ponen, lo hacen a lo grande. Y hacerlo a lo grande es crear una start-up.

montar una startup

¿Por qué montar una start-up? Porque mola y da caché, igual que mola ser CEO. Es un subidón de adrenalina constante: los emprendedores de start-ups son auténticos adictos al riesgo, la incertidumbre es su terreno. Porque una start-up es un negocio de funcionamiento limitado con un perfil de riesgo-recompensa elevado y grandes posibilidades de crecimiento. Pero eso solo es la base.

montar una startup

Este tipo de empresa implica trabajar con los nuevos códigos laborales; una start-up no es una start-up si no hay diversión. Estás emprendiendo a lo grande y tienes que disfrutarlo. Si algo tienen las start-ups es que duran poco, son breves pero intensas y hay que tener siempre en mente una buena exit strategy. Nunca se sabe cuándo van a interponer una oferta pública, una fusión o una recompra… Pero eso no es algo que preocupe a estos emprendedores de acero. Quien empieza con una start-up tiene el emprendimiento en las venas. Eso de que la empresa se vuelva grande, jerárquica, protocolaria y aburrida no es lo suyo. En cuanto un proyecto llega a su fin se pone manos a la obra con otro.

montar una startup

No es complicado fundar una start-up, la mayoría surgen de ideas asociadas a las nuevas tecnologías y necesitan poca inversión inicial. Es una aventura empresarial en toda regla: mínima inversión con expectativas de máxima rentabilidad y, lo más importante, una ambición global. ¿Para qué ponernos límites regionales si, a golpe de clic, tenemos acceso al mundo entero?

En este tipo de empresas no hay lugar para señores trajeados, las reuniones son informales y el ambiente tiene que ser lúdico para fomentar la creatividad. Todo ha de ser emocionante para crear unas dinámicas de trabajo constantes que permitan experimentar con nuestros productos.

Eventos como Uncubed han demostrado que esta nueva forma de hacer negocios funciona. Son nichos de talento y de nuevas ideas, listas para ponerse en práctica, que son fruto de la pasión y la diversión del trabajo bien hecho. Así que disfruta de tu emprendimiento y funda una start-up.

montar una startup

EBOOK: EN BUSCA DEL OASIS DEL EMPRENDIMIENTO

EBOOK: EN BUSCA DEL OASIS DEL EMPRENDIMIENTO

 

En portada: imagen del documental The Startup Kids

_linea_gris

montar una startup

Diego Sánchez

Periodista y comunicador audiovisual de formación. Periodista freelance y maquetador editorial como profesión actual. Siempre en busca de la creatividad y con un escudo de optimismo.

No Comments

Post A Comment