Deer of the week: Miguel Fernández Castro

Miguel Fernandez Castro coworker

Deer of the week: Miguel Fernández Castro

Nuestro coworker Miguel es el fundador de G Estudios Multimedia, una empresa que nació para comunicar las ideas de manera diferente, utilizando como herramientas el vídeo y la fotografía. Las propias exigencias de sus clientes hicieron que la cosa no se quedara ahí. Poco a poco, el proyecto fue madurando y G Estudios Multimedia ha ido introduciéndose en el fascinante mundo del motion graphics, el diseño gráfico, la maquetación y, recientemente, en el desarrollo web.

 

Miguel Fernández Castro es gallego, irónico, inquieto, creativo e ilusionado. Su defecto o virtud está en igualar las dos caras de una misma moneda… o no. Su primer proyecto profesional comenzó allá por 2009. Recién terminados sus estudios de máster comenzó, en solitario, un proyecto de motion graphics: vídeo 2D y 3D para una plataforma de formación sobre energía nuclear.

Aprovecha su tiempo libre para viajar y meterse donde no le llaman: lugares alejados y humildes donde la honestidad aún está en valor.

¿Cómo definirías tu idea de negocio?

Normalmente tratamos con clientes que no saben cómo contar su historia. Nosotros trabajamos muy duro para descubrir dicha historia y darle forma.

¿Cómo fueron tus comienzos? ¿Dónde empezaste, con quién?

Comencé trabajando en grabaciones y rodajes de películas en Reino Unido. A los dos años volví a España. En Madrid, estudié el Máster en Dirección de Proyecto Publicitario (2009-2010) y comencé el camino freelancer. El director de mi máster, Nacho Rivera, fue un gran apoyo. Sin querer, me enseñó que una carrera “en solitario” era posible.

¿Qué es lo más difícil a lo que te enfrentas como emprendedor? ¿Y la mayor recompensa?

Seguir pensando en crear e idear después de gestionar el tema administrativo es agotador. Es muy fácil perder la perspectiva y fuerza creativas. Mis esfuerzos se centran en organizar el tiempo de manera correcta para no perder la chispa creadora.

Todos los procesos de creación tienen su recompensa. Destacaría los siguientes: observar la ilusión del cliente cuando te define su empresa, la colaboración en los procesos de grabación y fotografía y el asombro cuando se realiza la entrega.

¿Por qué has decidido trabajar en un coworking?

Desarrollé y levanté G Estudios desde el bonito salón de mi casa. Decidí perder el miedo a tener un gasto fijo y, desde ese mismo día, estoy muy orgulloso de la decisión tomada. Rocío, mi pareja, también.

El lema del coworking es enjoy working. En tu caso, ¿cómo disfrutas trabajando?

Considero que empleo mi tiempo en algo bonito. Incluso cuando estoy grabando una cirugía me siento afortunado. No tengo la sensación de estar trabajando.

¿Tienes un sitio favorito en The Shed Co?

Sí, la puerta de acceso al despacho de Martina, Carlos, Gonzalo y Kepa. Me encanta hacerles perder el tiempo.

¿Recomendarías trabajar en un coworking?

Si, recomendaría trabajar en un coworking a toda persona autónoma, incluso antes de lanzar su propia página web.

¿Cómo te ves de aquí a un año?

Me gusta pensar que seguiré trabajando mucho y que podré tener cubierto un tercer puesto de trabajo.

No Comments

Post A Comment