fbpx

Inteligencia emocional en el trabajo

inteligencia emocional

Inteligencia emocional en el trabajo

Normalmente se esperan muchas cosas de los trabajadores: que tengan buen nivel de inglés, que estén bien formados, que sepan un poco de Excel e incluso que sean buenos en el montaje de vídeos y fotografías. Sin embargo, pocas veces se muestra preocupación por las competencias transversales: que sea humilde, que se exprese bien, que sea buen compañero o que esté dispuesto a crecer en el ámbito personal y profesional.

 

Son muchos los estudios que afirman que apostando por la inteligencia emocional en las empresas, esto es, por potenciar el compañerismo, lograr que los empleados estén motivados y que todos se impliquen a la hora de resolver un problema, los beneficios se garantizan mucho más.

Esta es la apuesta del método Digital Learning Pills (DLP) que tiene como fin descubrir y potenciar las cualidades emocionales de cada individuo, ya que es un tema que no se aprende normalmente ni lo suelen enseñar los colegios, como dice Ángel de José Rincón, director general de DLP. Hasta ahora, este tipo de formación ha sido impartida a altos directivos con el objetivo de desarrollar las habilidades de quien controla la empresa. Sin embargo, el equipo de DLP cree necesaria esta formación para todos los empleados.

El funcionamiento de esta plataforma es muy sencillo: lo que ofrecen son píldoras de formación a través de vídeos de corta duración (unos tres minutos) en los que se explican algunas ideas que llevan a la acción gracias a la realización de ejercicios prácticos; se puede acceder a través de Smartphone, tableta o PC. Por ahora ofrece tres formaciones de inteligencia emocional: Empatía, Iniciativa y Persuasión; próximamente lanzará una sobre comunicación, ya que entienden que estas tres competencias son primordiales en el ámbito profesional.

Además tiene otra ventaja: varios empleados de la misma empresa pueden realizar el curso a la vez estén donde estén. Así, aquella empresa que quiera impartir estas formaciones, sólo tendría que contactar con DLP y aportar la lista de personas que se formarán en estos cursos.

Ángel de José afirma también que «el 90% de los cursos que programan las empresas sobre inteligencia emocional fracasan porque intentan concentrar conocimientos en muy poco tiempo y están enfocados a que sepas qué es la inteligencia emocional no a que seas una persona con un desarrollo personal y unas habilidades concretas. Nosotros creemos en un modelo muy distinto. DLP es el resultado de más de 25 años de experiencia analizando los fallos y las necesidades de la formación empresarial en el ámbito de la inteligencia emocional: hemos detectado una enorme ausencia de formación cuando son contenidos muy demandados y necesarios y, sobre todo, tiene una enorme repercusión en la empresa y es un desequilibrio que queremos corregir».

Otra alternativa la ofrece humane y sus cursos de felicidad en el trabajo.

Al final se trata de lograr que el alumno consiga desarrollar hábitos saludables en el ámbito emocional y actitudes positivas que le hagan crecer y mejorar como persona y como profesional. Sólo así el trabajo generará una verdadera satisfacción y la empresa constatará una mejora auténtica.

En portada: imagen de la película Inside out

_linea_gris

inteligencia emocional

Lucía Fernández

Madrileña, graduada en Periodismo y Comunicación Integral por la Universidad Francisco de Vitoria. Empezó a rodar en los medios digitales de su universidad (reportera, locutora de radio y redactora), siguió su formación en Canal+ Liga y en departamentos de marketing y ahora trabaja como community manager para una importante empresa de consultoría. Apasionada del periodismo como herramienta para dar voz a los que no la tienen.