Ideas clave para tener una oficina sostenible

Ideas clave para tener una oficina sostenible

Las empresas que ignoran los impactos ambientales y sociales de sus oficinas corren el riesgo de crear un clima laboral pobre con trabajadores poco productivos. Os damos las claves principales para tener una oficina sostenible a prueba de efectos negativos.

La célebre Florence Nightingale, precursora de la enfermería moderna, tomó la peligrosa decisión de viajar a Estambul para ofrecer allí sus servicios en plena Guerra de Crimea en 1853. Dicen que esta acción fue fruto de su gran ambición, pero lo cierto es que tuvo como consecuencia la transformación de la enfermería y los centros hospitalarios. Por ejemplo, entre otras muchas novedades, Nightingale aconsejó que se abrieran las ventanas de los centros sanitarios para crear un ambiente más saludable. Sin duda, se trató de una buena recomendación y un intento inicial por mejorar la vida en aquellas instalaciones.

Hoy en día las demandas de los lugares de trabajo son mucho más desafiantes. En la actualidad, el mayor reto consiste en ahorrar en el consumo de energía sin disminuir el ánimo y el empuje de las personas, lo que afectaría a su nivel de eficiencia. Un diseño moderno, servicios de última generación y el uso de nuevas tecnologías son factores imprescindibles para garantizar que un edificio satisfaga los criterios de sostenibilidad y respeto al medio ambiente vigentes.

La característica principal de aquellas oficinas que quieran cumplir estos criterios es la comodidad basada en el bienestar y la salud.

COMODIDAD

 

El origen etimológico de la palabra «comodidad» proviene del verbo latino confort, que se usaba en la Edad Media para denotar la fuerza espiritual y física que otorgaba Dios. La adaptación de este término a otras lenguas occidentales modernas fue fiel a este significado que se relaciona con el aliento y el consuelo.

Nosotros definimos la comodidad como un estado de armonía física, psicológica y fisiológica entre el ser humano y el medio ambiente. Una visión alejada de aquel pasado en el que las ciencias del comportamiento, la arquitectura tradicional y las disciplinas de ingeniería, intentaron conceptualizar sin éxito el entorno donde se trabaja como un sistema de interacciones entre la organización social, el individuo y los espacios físicos.

 

¿Qué factores son importantes para evaluar la comodidad de los empleados y su satisfacción con los lugares donde trabajan?

 

Los factores principales de calidad ambiental son: el confort térmico, acústico y visual, la calidad del aire del interior y la comodidad espacial (Figura 3). Por lo tanto, es de suponer que la relación entre estos elementos y las características propias del entorno podría dar como resultado la percepción general de bienestar.

 

Beneficios de crear una oficina sostenible.

 

Existen factores económicos, ambientales y sociales que favorecen a los propietarios y ocupantes de los edificios sostenibles.

La transición permite a los propietarios minimizar los costes de funcionamiento y aumentar el valor del alquiler y del capital. A su vez, los arrendatarios, dependiendo del alquiler, se benefician de costes más reducidos en la puesta en marcha de sus proyectos y de un menor nivel de absentismo entre los profesionales. Este último factor se debe a la reducción de las enfermedades debido a la mejora en la salud de los ocupantes del edificio sostenible.

En esta línea, las conclusiones de un estudio del profesor Derek Clements-Croome de 2006 demuestran que hay mayores niveles de productividad y menos absentismo entre los empleados en construcciones sostenibles. Además, los empleadores analizados experimentaron una menor rotación de la plantilla.

TABLA 1 – Clasificación de los criterios de satisfacción del usuario:

Fuente: Clements-Croome 2004, Zagreus et. al 2004, Abbaszadeh et. al 2006, Roulet et. al 2006; Edwards 2006.

Claves para tener una oficina sostenible

 

World Green Business Council acaba de anunciar un proyecto global para «definir los beneficios para la salud y la productividad en las edificaciones ecológicas». Los estudios de esta organización demuestran que una mejor ventilación aumenta la productividad de los profesionales en un 11%, y una mejora en la iluminación incrementa la eficiencia en un 23%.

Existen investigaciones en esta línea, como las realizadas a nivel internacional por Green Building Councils y otros grupos, que ofrecen herramientas a los empleadores para poner en marcha mejoras para las empresas y capitalizar los beneficios derivados del aumento de productividad.

Angela Loder, profesora adjunta de la Universidad de Denver e investigadora en temas de salud, instalaciones y naturaleza urbana, cree que la exploración de este sector, «tiene el potencial de mejorar dramáticamente» los edificios para las personas. Según esta experta, existen tres ramas principales de investigación en el campo de la sostenibilidad en las oficinas: materiales y ventilación, iluminación natural y contacto con elementos de la naturaleza.

 

Materiales y ventilación

 

En 2002, un grupo de investigadores de la Universidad de Berkeley estudió el impacto de la ventilación en el rendimiento de los trabajadores en su estudio Worker Performance and Ventilation: Analyses of Individual Data for Call-Center Workers. Esta investigación demuestra que hay evidencias de las siguientes afirmaciones:

  • Las tasas de ventilación inferiores al 100% del aire exterior están asociadas con un rendimiento laboral más bajo.
  • Las temperaturas altas (más de 25.4 °C) están vinculadas a un rendimiento menor.
  • Una mayor densidad de ocupantes está asociada con un menor desempeño laboral.
 

Además, el informe constata que la falta de compañeros y los turnos más largos se vinculan a un rendimiento laboral más bajo.

 

Iluminación natural

 

Se puede afirmar, sin ningún rubor, que la luz natural es la mejor medicina para el lugar de trabajo.

oficina sostenible

Despacho The Shed Co

 

El profesor Alan Hedge de la Universidad de Cornell demostró que tener luz natural en la oficina con una intensidad óptima, reduce en un 84% la fatiga visual y los dolores de cabeza de los trabajadores. La optimización de la luz natural mejora la salud y el bienestar de los profesionales y, por lo tanto, su productividad, lo que conduce a mayores ganancias. «A medida que las empresas buscan cada vez más empoderar a sus empleados para que trabajen mejor y sean más saludables, está claro que colocarlos en lugares con luz natural óptima debería ser una de sus primeras consideraciones».

Los trabajadores pasan en promedio más del 90% de su tiempo en ubicaciones interiores, por lo que es vital proporcionarles una cantidad óptima de luz natural. Por desgracia, los espacios suelen presentar algunos retos que dificultan la iluminación deseada. Uno de ellos sería la entrada de luz natural no controlada que puede causar un aumento de la temperatura. Como consecuencia, podrían producirse las «guerras de termostatos» y el deslumbramiento excesivo para los ojos de los trabajadores y en las pantallas de los ordenadores. En estos casos, las ventanas se suelen cubrir con persianas o cortinas, lo que contribuye a generar espacios con escasa luz natural.

Estos son los hallazgos clave del estudio de Alan Hedge:

  • La luz diurna controlada genera importantes beneficios para la salud y bienestar de los trabajadores: Los profesionales en entornos laborales con luz natural óptima mostraron una disminución del 84% en los síntomas de fatiga visual, dolores de cabeza y visión borrosa, que resultan del uso prolongado de computadoras y dispositivos y pueden afectar a la productividad.
  • Tener una buena iluminación natural, hace que aumente el nivel de alerta: Los empleados que disfrutan de una luz excelente declararon que su nivel de somnolencia había disminuido un 10%.
  • La mejora del rendimiento individual se vincula al acceso a la luz natural: Los trabajadores que podían sentarse cerca de una ventana y optimizar la exposición a la luz del día, informaron de un aumento del 2% en su productividad.
  • La luz natural crea una mejor experiencia interior: Las personas situadas cerca de la ventana declararon un 80% más de satisfacción.
 

«A pesar de tener las mejores intenciones, las compañías están perjudicando involuntariamente la salud y el desempeño de sus plantillas al limitar su acceso a la luz natural», dijo el Dr. Brandon Tinianov, presidente del Consejo Asesor del Consejo de Construcción Ecológica de EE. UU. y vicepresidente de estrategia industrial de View. «Estos hallazgos son una llamada de atención para todos los ejecutivos que deseen maximizar el bienestar y la productividad de su fuerza laboral».

 

Elementos de la naturaleza

 

Permanecer un rato el aire libre puede elevar la moral de las tropas. Por ello, las tendencias más recientes sobre arquitectura verde y arquitectura del paisaje están incorporando elementos de la naturaleza, con techos y paredes verdes y vistas naturales.

office coffe shedco

Las plantas siempre tienen preponderancia en nuestra terraza

La investigación de Angela Lodel, que ha sido confirmada por multitud de estudios, revela que ver una pared verde desde el lugar donde se trabaja aumenta un 50% la concentración y la calma, además de mejorar la resolución de problemas y la sensación de esperanza.

Para conseguir estos efectos, es probable que las plantas de interior sean los elementos naturales más fáciles, baratos y satisfactorios en cualquier empresa. En The Shed Co ofrecemos a cada oficina su propia planta de escritorio.

Welcome Plant

Welcome Plant de The Shed Co

El estudio Plants in the Workplace: The Effects of Plant Density on Productivity, Attitudes, and Perceptions, mide los efectos de las plantas de interior en la productividad de los participantes del estudio, su actitud hacia el lugar donde trabajan y el estado de ánimo general en la oficina. Para realizar estas mediciones, los encuestados, que recibieron una remuneración por su participación, hicieron tareas productivas y cronometradas y rellenaron un cuestionario. En el transcurso de la investigación, el espacio donde se encontraban se fue modificando al azar poniendo, en unas ocasiones, una gran cantidad de plantas y en otras, una cantidad moderada o ninguna.

Los resultados mostraron una relación lineal inversa al número de plantas de forma que, cuando las plantas estaban presentes, los participantes informaron de que habían estado de mejor humor, con la percepción de que el lugar era más atractivo y (en algunos casos) con una mayor sensación de comodidad.

Somos conscientes de que muchos de los elementos naturales que darían lugar a un espacio más eficiente y ecológico resultan inalcanzables ya que dependen de su ubicación. Sin embargo, otros son más fáciles de conseguir, ¿cómo? Por ejemplo, el uso de la biomimética, ciencia que emula los patrones, formas y texturas de los elementos naturales dentro del diseño de la oficina, puede tener un impacto positivo en las personas cuando no es posible tener acceso a la naturaleza real. En este caso, las vistas al mar, un lago o un río tendrán que proporcionarse en forma de imágenes o con una instalación de agua. El consumo de este tipo de elementos, dependerá del presupuesto con el que se cuente.

Estos gestos tan simples para mejorar la experiencia de los trabajadores serán apreciados y su satisfacción se podrá medir a través de la productividad y la lealtad a la organización. Una empresa que ignora las necesidades de los trabajadores, según Loder, puede contar con un hermoso edificio, pero será un lugar miserable para trabajar.

_linea_gris

BIBLIOGRAFÍA

– Plants in the Workplace: The Effects of Plant Density on Productivity, Attitudes, and Perceptions. Larissa Larsen, Jeffrey Adams, Brian Deal, Byoung Suk Kweon, Elizabeth TylerFirst Published May 1, 1998 Research Article

User Satisfaction in Sustainable Office Buildings. Wilkinson, Sara J., Reed, Richard and Jailani, Junaidah 2011, User satisfaction in sustainable office buildings: a preliminary study, in PRRES 2011: Proceedings of the 17th Pacific Rim Real Estate Society Annual Conference, Pacific Rim Real Estate Society, Gold Coast, Qld.

– Estudio de la Universidad de Cornell, por parte del profesor Alan Hedge: Natural Light is the Best Medicine for the Office.

Designing for Indoor Comfort: A Systemic Model for Assessing Occupant Comfort in Sustainable Office Buildings.

No hay comentarios

Escribir un comentario