España apuesta por la economía colaborativa

La economía colaborativa

España apuesta por la economía colaborativa

Estamos cambiando. Hemos pasado de tener a compartir, de poseer a intercambiar, y es así como la economía colaborativa está apareciendo en nuestras vidas.

 

Este consumo colaborativo está de moda y se ha convertido en una nueva revolución. Ha sabido leer entre líneas y ha dado respuesta a la desigualdad. Así lo afirman las estadísticas: el 40% de los alimentos se desperdicia, nuestros coches pasan más del 90% de su tiempo parados, y en EE. UU. hay 80 millones de taladradoras que sus dueños sólo usan una media de 13 minutos. Este sistema, que consiste en compartir bienes mediante plataformas electrónicas, está camino a la cima: el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) le calcula un potencial de 110.000 millones de dólares, y a día de hoy ronda los 26.000 millones.

Sí, estamos cambiando. Estábamos en un mundo en el que todo abundaba y vivimos en uno en el que la mayoría no puede disfrutar de todo lo que se le ofrece. O quizá sí, si lo comparte. Nos hemos amoldado, y la economía colaborativa es ya un fenómeno imparable porque «quien no puede tener se conforma con probar» afirma Rodolfo Carpentier, inversor en nuevos negocios, y porque permite ahorrar dinero a unos y ganar a otros con aquello que ya no usan.

Centrémonos en España. Un estudio de Nielsen afirma que el 53% de los españoles están dispuestos a compartir bienes dentro del consumo colaborativo, lo que nos coloca como uno de los países de la Unión Europea con mayor potencial de crecimiento en este fenómeno.

Relendo, una de las startups españolas que lideran la economía colaborativa, ha elaborado un ranking con las 16 plataformas españolas que se encuentran ya en la cima de este paradigma. Por si no las conoces te las presentamos:

  • Spacebee: el «Airbnb» de las oficinas. Permite reservar espacios de trabajo cuando otras empresas no los están utilizando.
  • Traity: agregador de perfiles de redes sociales y webs de consumo colaborativo que ayudan a certificar la fiabilidad de cada usuario.
  • Zank: conecta gente que quiere mayor rentabilidad por su dinero con personas que piden préstamos más justos.
  • Tutellus: plataforma de formación online en español con más de 50.000 cursos.
  • WeSmartPark: red de parkings colaborativos lowcost para aparcar con un ahorro del 60%.
  • Shipeer: conecta conductores que viajan por España con personas que quieren enviar un paquete ahorrando así una parte importante.
  • Amovens: plataforma que combina compartir coche con el alquiler de coches entre particulares.
  • Socialcar: plataforma de alquiler de coches entre particulares.
  • Joinuptaxi: permite compartir taxi con otros usuarios.
  • AreaVan: para el alquiler de autocaravanas, caravanas y furgonetas camper entre particulares.
  • Compartir Tren Mesa Ave: aplicación para compartir billetes de Ave baratos con la tarifa mesa de Renfe.
  • Letmespace: alquila trasteros y plazas de parking entre particulares.
  • Nautal: alquiler de barcos para su aprovechamiento particular.
 

Compartir, alquilar o intercambiar son palabras que se están empezando a hacer visibles en un nuevo modelo de economía. Este éxito empieza a definir a una sociedad que quiere vivir de un modo más igual, más humano. Más colaborativo.

En portada: imagen de la película La comunidad

_linea_gris

La economía colaborativa

Lucía Fernández

Madrileña, graduada en Periodismo y Comunicación Integral por la Universidad Francisco de Vitoria. Empezó a rodar en los medios digitales de su universidad (reportera, locutora de radio y redactora), siguió su formación en Canal+ Liga y en departamentos de marketing y ahora trabaja como community manager para una importante empresa de consultoría. Apasionada del periodismo como herramienta para dar voz a los que no la tienen.

1 Comment

Post A Comment