Cómo crear una empresa colaborativa

empresa colaborativa

Cómo crear una empresa colaborativa

La clave para hacer una empresa colaborativa es no hacer una empresa. Es un concepto más que anticuado. Si quieres triunfar en el mundo de la economía colaborativa debes crear una plataforma. Eso sí, necesitarás de una buena idea y un nicho de negocio prometedor.

 

Son muchos los que reniegan de esta nueva corriente económica que ha llegado pisando fuerte.  Pero lo cierto es que la economía colaborativa lleva existiendo desde que un ser humano intercambió algo con otro ser humano. La diferencia radica en que actualmente la tecnología ha dado un lavado de cara al trueque.

Aún con sus antecedentes prebíblicos sigue habiendo mucho escéptico. Para ellos solo decirles que si no fuera un nicho potencial de negocio, el actual dueño de Airbnb (plataforma de arrendamiento de pisos turísticos) no sería parte de la lista de Forbes de personas más ricas del mundo. Así mismo, Forbes cifra en 3.500 millones de dólares al año el volumen de dinero que mueven las empresas colaborativas y les estima un crecimiento de más del 25% al año. Datos más que suficientes para empezar a tener Fe.

Sin embargo ¿cómo es posible sacar tajada de un modelo económico que se basa en el consumo entre personas? La respuesta es la logística. Las nuevas plataformas colaborativas como Blablacar, Job today o Justeat hacen su negocio de llevarse una comisión por su labor intermediaria.

Ahora bien, se puede mediar de diferentes maneras y en función de ellas nacerán negocios de distinta índole. La más común y extendida es la fórmula de redistribución de producto en la que la empresa se convierte en gestor del stock que proveen los usuarios a la plataforma. No obstante, cada vez más se  añaden nuevas fórmulas como la de aseguradora en la que la plataforma actúa como avalista de los intercambios o el pago por uso que es una modalidad de renting a particulares.

Pero para arrancar lo primordial es la idea. Una buena idea. La clave está en encontrar una solución online a un problema offline. Al igual que en los 90, las nuevas corrientes del mercado se mueven a través de internet y apps que solventan los problemas de los usuarios a golpe de móvil.

La idea es importante pero sólo con una buena idea no hacemos nada. Son necesarias unas cuantas claves para crear una empresa colaborativa:

  • Dinamizar el mercado vertical en una zona local. Antes de intentar abarcar demás es interesante testar el proyecto en un ámbito acotado y dirigido a un público objetivo potencial.De esta forma se ve evolucionar la idea y se puede mejorar sin pérdidas significativas.
 
  • Gestión de la reputación y la confianza. La reputación y confianza lo es todo en este tipo de negocios, sin ella estamos perdidos. Por ello la atención al cliente ha de ser impecable para beneficiar al “boca-oreja” para conseguir más usuarios.
 
  • Repercusión. Hay que hacer todo el ruido que se pueda. Un buen community manager puede ser nuestro mejor aliado para atraer a los influencers.
 
  • La comunidad. Un nuevo tipo de negocio requiere de nuevos consumidores. Las plataformas no tienen clientes, tienen usuarios. Estos usuarios son el capital más preciado de la empresa y por ello hay que cuidarles y hacerles sentir parte de ella.
 
  • Financiación. Para no estar atados al sistema financiero lo mejor y más efectivo es recurrir a fórmulas de financiación colaborativas como el crowdfofunding o el crowdlending.
 
  • Legislación vigente. Son muchas las empresas colaborativas las que se han visto enzarzadas en procesos judiciales, por ello lo más sensato es revisar la legislación para evitar sustos en el futuro.
 

Sea como fuere, para que el negocio crezca es necesario empezar por la oferta. En un modelo basado en el intercambio entre usuarios lo más inteligente es ofrecer gran cantidad de productos para atraer a más usuarios y de esta manera el proyecto despegará solo. Así que si quieres montar tu empresa colaborativa y emprender con una gran idea solo tienes que ponerte manos a la obra y echarle muchas ganas y planificación, porque ¡el mundo está ahí para comérselo!

En portada: imagen de la película Inside Job.

_linea_gris

Empresa colaborativa

Diego Sánchez

Estudiante del doble grado en Periodismo y Comunicación audiovisual, con un gran gusto por todo lo referente al diseño de la información, ya sea en infografías, maquetación editorial o montaje de vídeos. Siempre que puede está inmerso en concursos y proyectos de desarrollo personal y creativo.

1 Comment

Post A Comment