25 características de emprendedores que logran sus objetivos

emprendedores

25 características de emprendedores que logran sus objetivos

Independientemente de que cada uno tengamos nuestra definición de éxito, hay, por extraño que parezca, un gran número de características comunes que son compartidas por emprendedores que alcanzan sus objetivos.

 

Veamos en detalle cuales son estas características:

1.- Haz lo que te gusta

Lo que vamos a obtener de nuestro negocio -en forma de satisfacción personal, ganancias financieras, estabilidad y disfrute- será la suma de todo lo que ponemos de nuestra parte, que con toda probabilidad se reflejará en el éxito de nuestro negocio – o en la posterior falta de éxito, porque si no nos gusta lo que hacemos, lo más probable es que no tengamos ningún resultado positivo.

2.- Tómate muy en serio lo que haces

No podemos esperar de ser eficaces en nuestra vida laboral si no creemos realmente en nuestro negocio y en los bienes y servicios que vendemos.

3.- Planifícalo todo

La planificación empresarial es tan importante que requiere que analicemos cada situación. Necesitamos, sí o sí, investigar, compilar los datos y sacar conclusiones basadas en los hechos revelados por dicha investigación.

4.- Administra el dinero sabiamente

El elemento vital de cualquier empresa es el flujo de caja. Todos los propietarios de negocios deben convertirse en gestores de fondos prudentes para asegurar que el dinero siga fluyendo y los proyectos sean pagados. Hay dos aspectos fundamentales: los ingresos, es decir el dinero que se recibe de los clientes a cambio de los bienes y servicios que se proporcionan, y los gastos, el dinero invertido en inventario, suministros, salarios y otros elementos necesarios para mantener operativo el negocio.

5.- Consigue ventas

Un empresario debe recordar siempre que la comercialización, publicidad o actividades promocionales son completamente inútiles -sin importar cuán inteligente, caras, o perfectamente dirigidas sean- si no se consigue una cosa sencilla: realizar ventas. Esto no quiere decir que ser un gran vendedor, la publicidad o un especialista en relaciones públicas no sean grandes activos para el negocio; sin embargo, todas estas habilidades no servirán de nada si la gente no compra lo que se está vendiendo.

6.- Recuerda todo sobre el cliente

El negocio gira alrededor de nuestros clientes y punto. Todo lo que hacemos debe estar centrado en el cliente, incluyendo nuestras políticas, garantías, opciones de pago, horas de funcionamiento, presentaciones, publicidad, campañas de promoción, página web, etc.

7.- Promociónate a ti mismo hasta el descaro (sin llegar a ser molesto)

Uno de los mayores mitos sobre los negocios es que, con el tiempo, las habilidades personales, productos o servicios conseguirán ser descubiertos y ser abrazado por las masas que llamarán a nuestra puerta para comprar lo que estamos vendiendo. Pero, ¿cómo puede suceder si nadie sabe quiénes somos, lo que vendemos y por qué lo deben comprar? La auto-promoción es una de las más beneficiosas, y en la mayoría de casos más infrautilizadas, herramientas de marketing que la mayoría de los propietarios de negocios tienen a su disposición.

8.- Proyecta una imagen positiva del negocio

No tenemos más que pocas ocasiones para hacer una impresión positiva y memorable en la gente con la que tenemos la intención de hacer negocios. Se debe confiar en la imaginación, la creatividad y la atención a los más mínimos detalles para crear y mantener una imagen profesional para nuestro negocio.

9.- Conoce a tus clientes

10.- Usa la tecnología (con cautela)

La mejor tecnología es la que le ayuda, no la que impresiona a nuestros vecinos.

11.- Construye un equipo de primera categoría

Una sola persona no puede construir un negocio. Es una tarea que requiere de un equipo que está tan comprometido como nosotros. Nuestro equipo puede incluir miembros de la familia, amigos, proveedores, alianzas comerciales, empleados, asociaciones industriales y de negocios, el gobierno local y la comunidad. Por supuesto, los miembros  más importantes serán nuestros clientes.

12.- Date a conocer como un experto

13.- Crea una ventaja competitiva

Tenemos que tener una propuesta única de venta claramente definida. Esto no significa nada más que hacerse una pregunta: ¿por qué la gente debería elegir hacer negocios conmigo o comprar mi producto o servicio en lugar de hacer negocios con un competidor?

14.- Invierte en ti mismo

15.- Sé accesible

Debemos ser capaces de ofrecer a los clientes lo que quieren, cuando lo quieren.

16.- Construye una reputación sólida como una roca

Una buena reputación es sin duda uno de los activos más tangibles y comerciales. No podemos comprar una buena reputació , es algo que se gana mediante el cumplimiento de sus promesas.

17.- Vende beneficios

Cada mensaje y cada medio utilizado para comunicarnos con nuestro público objetivo debe ser siempre enfocado a los beneficios de nuestro producto o servicio.

18.- Involúcrate

Podemos unirnos a asociaciones comerciales, participar en el entorno donde esté situado nuestro emplazamiento, ayudar a mejorar la comunidad local. Es un hecho que a la gente le gusta hacer negocios con gente que conoce y de la que se fía.

19.- Llama la atención

20.- Domina el arte de la negociación

Acuerdos “win to win” significa que todos los involucrados sienten que han ganado, que es realmente la base para la construcción de relaciones comerciales rentables a largo plazo.

21.- Diseña y elige tu espacio de trabajo

Es importante planear cuidadosamente y diseñar el espacio de trabajo para garantizar el máximo rendimiento personal y la productividad, y para proyectar una imagen profesional en las visitas de nuestros clientes.

22.- Manténte organizado

Tener sistemas para hacer las cosas, establecer una rutina en la que se marque lo que se puede lograr en un día de trabajo determinado, ya sea tres horas para un negocio a tiempo parcial o siete o nueve horas para uno a tiempo completo .

 23.- Tómate un descanso

No es posible llenar cada hora del día, necesitamos descansar para volver a nuestro negocio con más energías y ganas de hacer.

24.- Haz seguimiento constante

El seguimiento de nuestra base de clientes es especialmente importante, ya que el verdadero trabajo comienza después de la venta. Es fácil vender un producto o servicio, pero hay que trabajar para mantener la fidelidad de los clientes y hacer que regresen.

25.- Delega

 

No Comments

Post A Comment