Viaje al futuro laboral

el futuro laboral es el coworking

Viaje al futuro laboral

El panorama laboral actual, que muchos aún catalogan de tradicional, está cambiando a un ritmo vertiginoso. No sólo la llegada de las nuevas tecnologías ha influido en este cambio, también la crisis económica mundial y los nuevos comportamientos ideológicos y culturales han conformado con fuerza este nuevo escenario.Y por supuesto los espacios de trabajo están cambiando. Para nosotros obviamente el futuro laboral es el coworking.

 

Los millennials (o Generación Y) y la Generación Z (la del futuro) están siendo clave para toda esta nueva revolución. Ellos han nacido con otras costumbres y otras formas de ganarse la vida. Hoy en día es normal vivir en varios países a lo largo de tu vida, e incluso trabajar fuera es una gran aspiración. Hace unos años era inimaginable tener trabajos distintos: una vez conseguías un puesto, permanecías en él toda la vida, con las garantías y la seguridad que implicaba. Pero las nuevas generaciones no se conforman, quizá porque el panorama social y económico nos lleva al continuo movimiento, a innovar, a buscar aquello que realmente nos hace felices.

👉Te contamos en profundidad qué es un coworking

Todo está cambiando. Los nuevos modelos de negocio influyen también en las competencias que se estudian en las universidades. ¿Qué carrera universitaria contemplaba hace unos años al experto en SEO/SEM o al community manager? Pues bien, a día de hoy, son dos de los puestos más demandados y en ambos casos se puede ejercer desde tu propia casa. Si esto se lo contamos a nuestros abuelos, o mejor aún, a nuestros padres, seguro que no dan crédito.

Pues sí, el trabajo del futuro, y que ya está entrando en el presente, es totalmente distinto al que conocíamos. A los empleadores no les va a importar qué titulación tienes o cuántos másteres has estudiado, sino qué sabes hacer, qué te gusta y en qué eres bueno. Y, por supuesto, querrán que lo demuestres.

Pero esta situación cambiante es bidireccional el nuevo trabajador no busca ser parte de una compañía sino ser parte de una comunidad.

¿Y qué más va a caracterizar a este nuevo paradigma laboral?

Las empresas deben adaptarse

Tienen que comprender, primero, que en pocos años, los millennials y la Generación Z conformarán más del 70 % del capital humano, por lo que tendrán que conocer sus exigencias. Entre otras destaca su pasión por la creatividad. Diversos estudios señalan este factor como fundamental para estas nuevas generaciones a la hora de decantarse por una empresa, así como los valores que comparten antes que un salario omnipotente. Además, apuntan a que muchos de los trabajadores del futuro aspiran a fundar su propio negocio y no piensan permanecer en la misma empresa por largos períodos de tiempo.

El Internet de las cosas

Sí, el amigo Internet nos acompaña desde hace algunos años, pero va a seguir teniendo un papel fundamental. Estar conectados permite, por ejemplo, encontrar al mejor profesional en cualquier parte del mundo en cuestión de minutos, o buscar entre miles de ofertas de trabajo. Los procesos de selección tradicionales quedaron obsoletos; aplicaciones como Skype permiten realizar las entrevistas online y desde cualquier parte del planeta, y en caso de ser elegido, empezar a trabajar desde casa en cuestión de segundos.

Las nuevas generaciones saben de la importancia de estar en las redes sociales para potenciar su propia imagen. Con esto no hacen falta más demostraciones: los empleadores pueden ver la actividad en los diferentes perfiles, si es creativo, activo, cuántos seguidores tiene, si es influyente…

Compartir es vivir: el futuro laboral es el coworking

No hay nada que se escape al cambio. Hasta las tradicionales oficinas tienen que buscar nuevas formas. El auge de los freelance hace visible la necesidad de compartir espacios de trabajo, pues no hay empresa a la que pertenezcas. Tú eres tú y tus circunstancias, así que búscate la vida. Conocido como coworking es una forma más de economía colaborativa, ya que compartes gastos de luz y agua, además de compañeros que, quién sabe, pueden llegar a convertirse en tus mejores aliados.

Y para las compañías, permitir y pagar a los empleados para que trabajen en espacios de coworking ofrece muchos beneficios. Además de reducir la soledad del trabajador deslocalizado, estos espacios de trabajo proporcionan una excelente infraestructura, oportunidades de networking y exposición a nuevas ideas,empresas, productos y servicios innovadores. Probablemente contaran con trabajadores más felices, comprometidos y productivos.

Tienes la oportunidad de disfrutar con lo que haces

Después de lo citado anteriormente podríamos afirmar que el enjoy working o el disfrutar trabajando es cada vez más factible. El hecho de no pertenecer eternamente a una empresa, el poder viajar, ser autónomo, trabajar para varias empresas, ayudan a que puedas ir construyendo más fácilmente el camino hacia el trabajo de tus sueños. Por eso es importante la formación, pero ten en cuenta lo dicho hasta ahora: busca aquello que te hace feliz, fórmate en ello y lucha por ser el mejor. Esta será la única forma de estar satisfecho y de formar parte, muy probablemente, del trabajo del futuro.

En portada: imagen de la película Regreso al futuro

_linea_gris

el futuro laboral es el coworking

Lucía Fernández

Madrileña, graduada en Periodismo y Comunicación Integral por la Universidad Francisco de Vitoria. Empezó a rodar en los medios digitales de su universidad (reportera, locutora de radio y redactora), siguió su formación en Canal+ Liga y en departamentos de marketing y ahora trabaja como community manager para una importante empresa de consultoría. Apasionada del periodismo como herramienta para dar voz a los que no la tienen.

No Comments

Post A Comment