Nuestra ciudad, nuestro dinero: Bristol pounds

Bristol pounds

Nuestra ciudad, nuestro dinero: Bristol pounds

La moneda, ese invento del demonio. Lo cierto es que las divisas se inventaron en origen para paliar las carencias del trueque. Nadie sabía cuándo una cabra cotizaba por tres kilos de harina o por cuatro. Un desbarajuste en las transacciones comerciales que terminó por estandarizarse con la implantación de divisas en curso legal aceptadas por la comunidad. Los ciudadanos de Bristol han tomado buena nota de nuestros antepasados y bajo las mismas premisas han desarrollado su propia moneda local: las Bristol Pounds.

 

La iniciativa arranca en 2012 bajo la idea de concebir una moneda de ámbito local. El motivo no era otro que lavar la cara del feroz sistema bancario. Ya estaba bien de hablar de la Banca e imaginarse a un señor rechoncho con sombrero negro de copa alta y un frac, con un puro en una mano y una copa de wiski en la otra. Bristol quería otra economía, una más bonachona y campechana.

El entramado financiero actual debe su fortaleza a la libre circulación de capital por un territorio. El movimiento de capitales es fundamental para la economía mundial. Todos somos testigos porque allá por 2008 explotó la burbuja inmobiliaria y el movimiento de capitales se esfumó, la economía se paró en seco, la liquidez desapareció y el dinero se puso a buen resguardo en paraísos fiscales.

Así que los ciudadanos de Bristol decidieron que no iban a gastar su dinero en multinacionales que lo iban a tributar en paraísos fiscales. Prefirieron inventar una moneda local para asegurar que al menos cierta parte del dinero gastado en Bristol se quedase en Bristol.

Bristol pounds

No fue tarea fácil, el ayuntamiento tuvo que poner de acuerdo al resto de fuerzas políticas y hubo de fundamentarse en el Bristol CreditUnion para tener el visto bueno de la City. Con la nueva divisa la economía local empezaba a hacerse fuerte.

Pero ¿cómo funciona las libras de Bristol o Bristol Pounds? Es una divisa complementaria a la libra esterlina y su valor es idéntico al de la libra inglesa. Muchos pensaréis que para qué se va a usar una moneda que tiene el mismo valor que la de curso legal, ¡menuda tontería! En realidad no lo es, porque al ser una moneda de uso local el dinero no saldrá de la ciudad y el movimiento de capitales (del que hablábamos antes) quedará acotado y protegido de influencias externas.

No solo cuenta con esa ventaja, la forma de pago es una más. Los habitantes de Bristol que quieran usar esta moneda pueden pagar con billetes físicos, online o incluso por medio de smscon la inciativa TXT2PAY. Por medio de una cuenta previa se puede pagar a golpe de móvil. Y si te dejan de gustar las Bristol Pounds o libras de Bristol puedes cambiarlas por libras ordinarias.

Son varios los negocios que se han unido a la iniciativa de la nueva divisa, muchos de ellos ofrecen descuentos al pagar con esta particular moneda local. Lo que ha provocado una explosión de afiliados a las Bristol Pounds desde su implantación en 2012.

La propuesta sigue creciendo y ha dado un paso más con la iniciativa Prospects Networks para atraer emprendedores a Bristol por medio de créditos sin intereses por medio de Bristol pounds. Una gran oportunidad si tienes ganas de montar un negocio en tierras inglesas.

En portada: imagen de la película The company men.

_linea_gris

Bristol pounds

Diego Sánchez

Estudiante del doble grado en Periodismo y Comunicación audiovisual, con un gran gusto por todo lo referente al diseño de la información, ya sea en infografías, maquetación editorial o montaje de vídeos. Siempre que puede está inmerso en concursos y proyectos de desarrollo personal y creativo.

No Comments

Post A Comment