El auge del coworking en España

definicion coworking

El auge del coworking en España

Modelo de negocio del coworking en España

¿Qué nos ofrece el coworking para que en tan poco tiempo haya alcanzado el boom?

El primer factor de este éxito ha sido que el concepto de trabajo ha cambiado a toda velocidad y con él, el sitio donde realizarlo. Los profesionales actuales necesitan colaboración, flexibilidad y contactos, precisamente los términos que forman la definición de la palabra coworking.

El éxito de esta tendencia es patente a lo largo y ancho del planeta. Por ejemplo, en España, el sector del coworking tardó en asentarse, pero ya está instalado y se reparte entre lugares más pequeños, destinados a emprendedores y pymes, y enormes oficinas que albergan a los trabajadores de grandes empresas que buscan ahorrar costes. En términos de crecimiento, según Coworking Spain, hay unos 1.547 espacios que generan 140 millones de euros. En total, la cifra asciende a más de 32.000 puestos en toda España.

El modelo de negocio a primera vista es bastante simple: se vende pertenencia a una comunidad colaborativa. Al fin y al cabo, el hecho de sentirse respaldado por todo tipo de profesionales es lo que ayuda a marcar la diferencia en cada espacio y establecer un ambiente ideal para generar nuevos negocios.

Nuestro patio Yosemite, un rincón donde trabajar al aire libre lejos del ruido de la ciudad

Sus miembros provienen de una amplia variedad de sectores: software, diseño, marketing, arquitectura o ingeniería. Algunos son independientes de toda la vida, muchos provienen de multinacionales y están comenzando una nueva aventura personal/profesional, y varios se enfrentan por primera vez al mercado laboral, utilizando sus habilidades para ganarse la vida.

Los espacios resuelven dos problemas fundamentales para nuestros miembros. En primer lugar, dan acceso a una infraestructura profesional, normalmente con una ubicación privilegiada de la ciudad, que les ofrece unos espacio de trabajo eco-friendly, una buena conexión a Internet y zonas comunes como salas de conferencias, salas de trabajo, office, biblioteca, etc.

Por otra parte, suelen contar con una decoración diferente e inspiradora, y con un ambiente distendido, cercano y personal a través de los cuales consiguen atraer a muchos profesionales que deseaban reinventarse y salir de las monótonas oficinas. Algunos coworking están diseñados de tal manera que sus espacios proyectan seriedad y profesionalidad, siendo idóneos para realizar reuniones con clientes, proveedores o colaboradores.

Nuestra Sala Ciervo, en The Shed Coworking

Y las ventajas no acaban aquí. La invención de proyectos personales hace del coworking el nido perfecto para la incubación y desarrollo de ideas originales. Este es unos de los puntos fuertes de la comunidad de coworkers: la posibilidad de compartir proyectos e incentivarlos a su desarrollo y futura puesta en marcha, con la aportación del conocimiento de diferentes profesionales.

Usuarios del coworking en España: autónomos, startups y pymes

El atractivo de trabajar en comunidad ha llegado incluso a las grandes empresas que ven en los coworkings una forma de disminuir costes, motivar a sus trabajadores, reducir gastos en inmuebles y crear nuevos negocios. Incluso, aquellas pymes que se encuentren en proceso de internacionalización, pueden verlos como una manera de conocer la cultura empresarial y la economía del país y fortalecer su proyecto gracias a la interacción con otros profesionales en un sitio que invita a colaborar.

El beneficio se bifurca en dos. Por un lado, las grandes empresas pueden nutrirse de los profesionales del coworking, estableciendo asociaciones con ellos. Por otro, tanto los freelances como las pymes, en busca de alguna colaboración, tienen la oportunidad de conseguir un nuevo proyecto y mejorar sus condiciones de trabajo. De esta forma, los coworkings se convierten en auténticos viveros de talento.

Otras ventajas de las empresas de coworking

Otras ventajas que obtenemos de la comunidad son la motivación y la posibilidad de mantenerse al día de las tendencias de mercado. El intercambio con otros profesionales evita la apatía y da acceso a conocimientos que por cuenta ajena no se obtendrían.

Y por supuesto otra ventaja más es el precio: un coworking es más asequible que una oficina convencional, sin perder en profesionalidad y comodidad. Es más, la flexibilidad de horarios y los diferentes formatos de pago mensual permiten ofrecer paquetes a precios asequibles que mantienen el espacio activo e incentivan la interacción, cooperación y gestación de nuevos proyectos.

La flexibilidad es uno de los términos clave para los nuevos emprendedores y empresas que, en un espacio de coworking, pueden cambiar de ambiente para maximizar su productividad, crear nuevos proyectos y, además, ahorrar gastos. Este nuevo concepto ha acabado con aquella obligación que tenían en el pasado de pagar un sitio propio donde trabajar, lo que ha ayudado a democratizar el emprendimiento. Ahora, trabajar por cuenta propia, es mucho más asequible para la economía de todos. Incluso permite trabajar en el centro, algo que supone una ventaja importante en países donde el coste del metro cuadrado está en ascenso, como ocurre en España.

Sin olvidar que la mayoría de coworking ofrece agendas de eventos mensuales que integran talleres, cursos  y eventos que van orientados tanto al crecimiento profesional como al desarrollo personal.

Eventos para la comunidad en nuestro patio Yosemite

Eventos para la comunidad en nuestro patio Yosemite

No hay comentarios

Escribir un comentario