Claves para mejorar nuestra actitud ante el trabajo

actitud

Claves para mejorar nuestra actitud ante el trabajo

Si por alguna razón estamos atrapados en un trabajo que odiamos, o estamos mal en el ambiente y grupo en el que lo desarrollamos, sentiremos que el peor momento del día es al llegar allí, y el mejor cuando nos marchamos.

 

Pero eso no tiene porque afectar a lo que somos, o a la pasión con la que desarrollamos nuestro trabajo; debemos procurar hacerlo siempre lo mejor posible. Es cuestión de actitud y aunque de forma inmediata no lo podamos cambiar, hay algunas técnicas o pequeñas acciones que nos ayudarán a sobrellevarlo.

Basar nuestras acciones laborales en “los cuatro acuerdos” de Miguel Ruiz, es una buen punto de partida por el que empezar:

  • Sé impecable con tus palabras
  • No te tomes nada personalmente
  • No hagas suposiciones
  • Haz siempre tu máximo esfuerzo
 

Luego, deberíamos aprender a disfrutar más de los pequeños momentos que se nos regala el día:

  • Un delicioso café en la mañana
  • Un desayuno diferente cada día, en buena compañía o en la cafetería preferida
  • Esa prenda de vestir que nos hace sentir especial
  • Nuestra canción favorita a todo volumen de camino al trabajo
  • O simplemente cerrar los ojos y respirar profundo mientras esperamos el cambio del semáforo.
 

Son detalles que como mínimo nos sacarán una sonrisa y, para empezar el día, nada es mejor que sonreír.

Al salir del trabajo, también podemos hacer pequeñas cosas:

  • Caminar un poco, bien sea a una estación de metro más lejana o hasta casa, disfrutando de la calle, a gente y los sonidos.
  • Quedar con amigos que hace mucho que no vemos
  • Tomarnos una media hora para sentarnos en el parque y leer un buen texto, o simplemente disfrutar de ver pasar a la gente
  • Consentirnos cada tanto nuestra cena preferida o la película o serie que hace mucho que no vemos
  • Darnos una larga y reparadora ducha al llegar a casa

Son todas forma de dedicarnos tiempo a nosotros mismos, un tiempo para pensar en nada y así mejorar nuestra actitud. Es muy importante que en ese tiempo dedicado a nosotros los pensamientos no sean los problemas, para ellos tenemos el resto del día. Cada uno podemos hacer de nuestra vida paraíso o infierno, depende de la voluntad de cada persona lo que queramos y podamos cambiar, o como hacer para que no nos afecte de forma personal. Y sí, a veces los problemas son grandes, pero también tenemos la certeza de que no son eternos. Si procuramos poner en práctica estos pequeños consejos, se verá reflejado en nuestra vida personal y profesional. Márcate una nueva actitud ante el trabajo.

 ¡Te invitamos a que hagas tu propia lista y la compartas con nosotros!

2 Comments
  • Marta
    Posted at 12:33h, 03 octubre Responder

    No hay nada como sentirte realizado, seguir aprendiendo y mejorando día a día fruto del esfuerzo en el trabajo.

  • The Shed Co
    Posted at 12:50h, 03 octubre Responder

    No podemos estar mas de acuerdo , un abrazo Marta

Post A Comment